Entradas

Masturbación Masculina

De distintos estudios realizados, surge que más del 90% de los hombres se masturba o se ha masturbado. A partir de la adolescencia las tensiones sexuales son muy importantes y los hombres empiezan en esa época de su vida a masturbarse hasta alcanzar el orgasmo y con el la eyaculación.

En general y sobre todo en la juventud los hombres se masturban aunque tengan compañera sexual, esto les posibilita un autoconocimiento sexual e identificar las sensaciones previas al orgasmo, lo cual ayudará a tener un buen nivel de control en las relaciones con su pareja para evitar la eyaculación precoz.

Muchos hombres siguen masturbándose durante toda la vida.

elhombre

Modalidades

En general el hombre se masturba sujetando el cuerpo del pene con la mano e imprimiendo un movimiento de vaivén, es muy común la estimulación del frenillo y el glande; la rapidez del movimiento, la presión ejercida, lo breve o amplio del movimiento, varían según los gustos personales de cada hombre.

El frotamiento del glande puede llevar al orgasmo aunque al ser una parte del pene de extrema sensibilidad, muchos prefieren evitar esta maniobra.

La presión en la base del pene aumenta la sensibilidad y refuerza la erección, integrar en la estimulación el periné o sea la zona entre los testículos y el ano aumenta el placer y la excitación.

El ano también puede ser tocado y estimulado durante la masturbación, dado que toda la zona peri-anal es altamente sensible.

En general al aproximarse el orgasmo los movimientos que se imprimen son más rápidos y vigorosos, una vez alcanzado el orgasmo, la zona del glande se torna muy sensible y no acepta mayor estimulación.

Aproximadamente entre los 2 y los 5 minutos de comenzada la estimulación el hombre alcanza el orgasmo, aunque este tiempo se puede prolongar, deteniendo los movimientos y reiniciándolos, o haciéndolos más lentamente, con lo cual se prolonga el placer exitatorio y se obtienen orgasmos más intensos.

Uso de lubricantes

Muchos hombres utilizan en la masturbación algún tipo de lubricante, lo que hace que las sensaciones sean más parecidas a las que se experimentan en la penetración. Se puede utilizar la saliva pero lo más recomendable son los gel con base de agua, por su poder lubricante y su duración.

El uso de estos lubricantes permite ejercer una mayor estimulación y al mismo tiempo evitan cualquier tipo de irritación.

Juguetes sexuales

Hoy en día con los avances tecnológicos tenemos a disposición toda una serie de juguetes sexuales que pueden incorporarse al práctica masturbatoria, desde las muñecas inflables, hasta las vaginas sintéticas, pasando por dispositivos para penetrar el ano y estimular la próstata.

Los de buena calidad imitan casi perfectamente la piel humana en cuanto a su suavidad.

Utilización en la relación sexual: la masturbación masculina es una práctica que también puede ser incorporada en las relaciones sexuales de pareja, como fuente de erotismo para ambos miembros y como otro recurso a disposición para un enriquecimiento de la relación sexual y de pareja, además de ser una fuente de estímulo para las fantasías masculinas y femeninas.